Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

sábado, 7 de julio de 2012

Match Point (2005)




"Aquel que dijo 'Más vale tener suerte que talento', conocía la esencia de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control"


Tengo una gran envidia hacia Woody Allen. La tengo porque consigue expresar de manera soberbia todo aquello que yo siempre he pensado y no he sabido expresar. Él lo hace y consigue hacerse entender por los espectadores de sus películas.

Cuántas veces he pensado lo diferente que sería mi vida si hubiese nacido en otro entorno (y no me hace falta pensar en un entorno muy lejano al mío, precisamente). También he pensado, aunque de manera más impersonal, en cómo afecta cada detalle a nuestras vidas. No sólo influyen nuestras propias decisiones, como muchísima gente quiere creer, sino que también nos afectan las de los demás, o incluso cosas que se escapan al control de la especie humana. Es el llamado efecto mariposa, que aunque produzca una cadena de acontecimientos con cierta lógica y base científica, para el ser humano no es más que aquello que llamamos suerte o azar. Y es que la suerte existe, pero no como algo abstracto, no como el concepto que tienen de la suerte aquellos que no creen en ella. Existe y es algo muy concreto.

Pues bien, todo esto lo transmite Woody Allen en "Match Point", de una manera de la que yo nunca hubiera sido capaz, pero no sólo por falta de suerte, sino también por falta de imaginación.

La cuestión es que esta película no sólo transmite este mensaje, sino también uno melancólico y deprimente acerca del sinsentido del mundo (la falta de justicia y de una estructura moral natural, ya que la naturaleza es en realidad bastante macabra). En cierto modo, es una especie de remake de "Delitos y Faltas", también de Woody Allen, sólo que más moderna y con otros matices. De hecho, uno de los diálogos es directamente acerca de esto, y también acerca del desconocimiento que en realidad tenemos todos acerca de las personas que nos rodean y creemos conocer, así como de la crueldad humana. Esta parte me recuerda mucho a una pesadilla que tuve yo una vez, y que sí que logra expresar aquello a lo que me refiero en este momento (click AQUÍ).

En fin, no puedo contar detalles de la trama ni poner vídeos de escenas (sólo he puesto la del principio, pero hay alguna que otra hacia el final de la película, que merece realmente la pena) porque no quiero hacer spoiler, pero decir que, aunque "Mikey and Nicky", de Elaine May, sigue siendo mi película favorita (porque también es muy buena, siendo de otro estilo, y porque soy fan acérrima del difunto Peter Falk), "Match Point" es un PELICULÓN y Woody Allen es un puto genio, al cual no considero en realidad más reflexivo que yo misma (sin ánimo de echarme flores), pero sí mucho más capaz de transmitir sus ideas.

Añadir el hecho de que me imaginé a Colombo (ya que he mencionado a Peter Falk y a su personaje más conocido, dejo la posibilidad de hacer click AQUÍ) investigando después de lo del final... Bueno, si lo cuento estaría haciendo spoiler, pero me pregunto qué pasaría si Colombo hubiera aparecido hacia el final de la peli... ¿Habría terminado igual o de una manera totalmente diferente? Curiosa mezcla de ficción. A Sherlock Holmes ya no lo meto, porque es de otra época y no me pega en ese berenjenal, pero Colombo sí que parecía estar hecho para aparecer en esos momentos.

En fin, no digo más. Simplemente, recomiendo darle una oportunidad a esta película y verla ENTERA, ya que es muy diferente a lo que parece en un principio (parece que va a ser la típica peli romántica estadounidense, pero NO).