Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

miércoles, 19 de abril de 2017

Erasmus: Salzburgo, Austria (14/04/2017 - 17/04/2017)

En Alemania no se celebra la Semana Santa, sino la Pascua (Easter en inglés, Ostern en alemán), así que no tuve vacaciones esa semana de lunes a jueves, pero sí desde el viernes al siguiente lunes.

Bien, pues, dicho fin de semana, un compañero (un chaval que es también de Sevilla, que también estudia informática y que también está en Konstanz de Erasmus) y yo hemos aprovechado las breves vacaciones para visitar Salzburgo (Austria).



Fortaleza de Hohensalzburg

Lo primero que visitamos fue la fortaleza de Hohensalzburg, a la cual subimos en funicular. Era la segunda vez en mi vida que utilizaba dicho transporte para llegar a un castillo o fortaleza, ya que la primera vez fue para subir al castillo de Heidelberg (click aquí). En total, me he montado cuatro veces de momento: subida y bajada en Heidelberg, y subida y bajada en Salzburgo.





Como se puede apreciar en las fotos, por muy bonita que fuera la fortaleza, lo mejor, con diferencia, fueron las vistas desde el mirador que había allí.


Centro histórico

Mientras buscábamos nuestros objetivos, también pudimos disfrutar de pasear por el centro histórico de Salzburgo, y la verdad es que, en general, me pareció una ciudad muy bonita.





Catedral de Salzburgo

Como ocurre en casi toda visita turística a una ciudad con catedral… Fuimos a verla también.




“Residencia de Mozart” y “Casa natal de Mozart”

Llegada a este punto, tengo que dar un consejo al lector (o lectora, se entiende) si es que tiene intención de ir a Salzburgo algún día: NO entres en los museos de Mozart, pero entra SÍ o SÍ en el Haus der Natur.

En Salzburgo fue donde nació el brillante compositor, así que tienen su imagen hiperexplotada (pasa lo mismo con los Beatles en Liverpool…), y hay dos edificios que están dedicados a museos acerca de él: Mozart-Wohnhaus y Mozarts Geburtshaus.

Ninguno de los dos me pareció que fuera lo suficientemente bueno como para pagar la entrada… Se puede comprar una entrada combinada para ambos, pero, aun así, es cara.


Si volviese atrás en el tiempo, iría a las correspondientes puertas de ambos museos a hacerme allí la fotito de rigor en plan “he estado aquí”, pero no pagaría la entrada… Me iría directamente al siguiente museo que voy a mencionar: el Haus der Natur.


Haus der Natur

Este museo es genial, está MUY currado.

Puede que el lector esté pensando: no voy a encerrarme en un museo pudiendo dedicar ese tiempo a pasear por la ciudad. Normalmente, soy de la misma opinión, pero de verdad que, en este caso, merece la pena. Yo no recomendaría irse de Salzburgo sin dedicarle un par de horas a este museo.

La temática es variada, y la entrada es más barata que la de cualquiera de los museos de Mozart.





No hay comentarios:

Publicar un comentario